Cómo y cuándo solicitar una excedencia por el cuidado de un hijo

SOLICITAR UNA EXCEDENCIA

Cuando un trabajador solicita una excedencia por el cuidado de un hijo no recibe remuneración durante el periodo que dure la excedencia. Tampoco tiene derecho a subsidios ni prestaciones por no encontrarse en situación de desempleo. Es una especie de stand by profesional para dedicarse al mayor proyecto: los hijos.

En qué consiste una excedencia por el cuidado de un hijo

Dadas las escasas o nulas ayudas y la paupérrima duración del permiso de maternidad y paternidad, muchos padres deciden solicitar a su empresa una excedencia por el cuidado de su hijo.

La excedencia es un derecho de todo trabajador que tenga un hijo con menos de tres años, ya sea biológico, adoptado o en situación de acogimiento, y consiste en dejar en stand by el puesto de trabajo: no se trabaja y tampoco se cobra remuneración pero se mantiene el derecho a reincorporarse una vez que la excedencia haya finalizado.

El artículo 46.3 del Estatuto de los Trabajadores es el encargado de regular este derecho.

Qué debo saber si voy a pedir una excedencia

En el caso de que estemos pensando en solicitar una excedencia por el cuidado en un hijo hay una serie de  cosas que debemos tener en cuenta:

  • La excedencia por cuidado solo se puede pedir hasta que el hijo cumple los tres años.
  • Durante el primer año del hijo, el empleado tiene derecho a la reserva de su puesto de trabajo (ampliable hasta un máximo de dieciocho meses en el caso de familia numerosa) pero transcurrido ese periodo, y hasta que cumpla los tres años, se mantiene “un puesto de trabajo del mismo grupo profesional o categoría equivalente”.
  • No está establecido un periodo mínimo de disfrute, por lo que este derecho puede ser ejercido un día o tres años.
  • Al tratarse de un derecho de todo trabajador, la empresa no podrá negar la solicitud del empleado. En el caso de que ambos progenitores lo soliciten dentro de la misma empresa puede haber una limitación por parte de la misma para que ambos se acojan a este derecho de manera simultánea siempre que esté justificado que perjudica al funcionamiento de la empresa.
  • El trabajador que solicita la excedencia tiene derecho a realizar los cursos de formación que la empresa tenga planificados si son de interés para el mismo.
  • Por último, se debe saber que una persona que disfruta de una excedencia no puede solicitar prestación por desempleo ni subsidio de ningún tipo ya que no se trata de un caso de desempleo.

Cómo debo solicitar la excedencia

En el caso de que cumplamos los requisitos para solicitar una excedencia por el cuidado de un hijo y queramos acogernos a este derecho debemos avisar con quince días de antelación a la empresa; salvo que el convenio colectivo de la empresa marque un plazo diferente.

El aviso se debe hacer mediante un documento escrito en el que aparezcan los siguientes datos: nombre, apellidos, DNI y categoría profesional del trabajador solicitante; el nombre, apellidos y fecha de su nacimiento del hijo por el que se está solicitando este derecho; la fecha de inicio y final de la excedencia; y un espacio para la firma tanto del trabajador como de la empresa en el momento de la entrega del documento.

¿Os habéis planteado o habéis solicitado una excedencia por el cuidado de los hijos?

Quizás también te interese: