La radio mira al futuro en formato podcast

radio

Ha pasado ya más de un siglo desde que un grupo de investigadores de diferentes partes de Occidente (el italiano Marconi, el español Julio Cervera y el serbio Nikola Tesla, entre otros) llevasen a cabo los primeros ensayos y demostraciones de lo que hoy conocemos como radio. Ahora, en la era internet, los podcast se posicionan como firmes candidatos a heredar el trono de un medio de comunicación que, pese a su antigüedad y la competencia de la red y la televisión, vive ajeno a la crisis de la prensa escrita.

Reinventando la radio

Desde mediados de la década de los años ’40, cuando se puso en funcionamiento tras el descubrimiento en 1933 por parte del ingeniero neoyorkino Edwin Armstrong, varias generaciones hemos escuchado la radio a través de las ondas de la Frecuencia Modulada (FM). Lo seguimos haciendo hoy. Y es posible que durante algunos años más lo sigan haciendo también nuestros hijos. La FM, sin embargo, tiene fecha de caducidad, como demuestra que Noruega se haya convertido ya en el primer país en abandonarla para abrazar el nuevo sistema DAB (siglas en inglés del sistema de transmisión digital de audio).

podcastsEl DAB, hasta ocho veces más económico que la FM, permite entre otras cosas una mejor cobertura del territorio y ofrece también mayor capacidad para dejar espacio a nuevas emisoras de carácter nacional. Pero sobre todo, y muy en consonancia con los nuevos tiempos, permite volver a escuchar un programa, el empujón necesario para dar entrada en la radio tradicional a un formato que se ha extendido como la pólvora en internet, el podcast.

El boom de los podcast

El término podcast fue acuñado en 2004 por el periodista Ben Hammersley, del periódico británico The Guardian, en lo que fue una mezcla de las palabras iPod y broadcasting. Hablamos de la radio bajo demanda, que permite distribuir programas en un archivo en formato digital para ser escuchado en cualquier momento. Desde aquel entonces el nuevo formato empezó a expanderse poco a poco en España, primero con podcasts específicos para el nuevo medio y luego siendo adoptado también por las emisoras de radio tradicionales, que empezaron a ofrecer a sus oyentes la posibilidad de escuchar sus programas favoritos en el horario que mejor les viniese gracias a los podcasts.

Hoy el fenómeno podcast experimenta un crecimiento imparable en la red, equiparable al que en su día supuso la invención de los blogs. Ello se debe a que como en el caso de las bitácoras, internet ha democratizado un servicio para el que antes hacía falta un gran dispendio económico, pero que ahora está al alcance de cualquiera que tenga un ordenador, conexión a internet y un micrófono. E igual que sucedió también con los blogs, los podcast ofrecen dos valores añadidos, el de la comunicación bidireccional y la atemporalidad de los contenidos, que se pueden escuchar en cualquier momento.

podcasts y radio

Una oportunidad para el periodismo

De la mano de los podcast, en países como EEUU, donde a diferencia de en España ya es un fenómeno de masas, pero también en otros como el nuestro, el periodismo ha encontrado también un nicho para abordar temas en profundidad, para colocar esas entrevistas y reportajes que son la esencia de la profesión, pero que han perdido su espacio en las emisoras convencionales.

Un ejemplo es ‘Serial’, un podcast que tuvo durante varias semanas enganchados a millones de estadounidenses y en el que la periodista Sarah Koenig, a modo de documental radiofónico, intentaba descifrar mediante su investigación la realidad de un homicidio. En España un caso similiar es el de ‘Le llamaban padre’, del periodista Carles Porta, que tras una investigación de dos años sobre un caso de pederastia, reportajeaba su trabajo en siete brillantes episodios. Más de 30.000 seguidores en Facebook dan cuenta de su impacto.

Y es que, como en todo desde el inicio de la revolución que supuso internet para el mundo del periodismo, el podcast, bien aprovechado, es una oportunidad única para la profesión, para recuperar su prestigio y para ofrecer lo que el público espera de ella.

Otros enlaces de interés:

¿Qué opináis acerca del futuro de la radio? ¿Pasa por los podcasts?